26 dic. 2015

ENTREVISTA A RED BEARD. PREDICANDO LA PALABRA

Por Deif Rosa.

(26/12/2015)

Red Beard sobre el escenario en Tenerife.   Foto: Mar Pérez
El pasado viernes 18 de Diciembre, por tercera vez en un año, Red Beard visitó Tenerife como síntoma claro de la buena acogida que tiene la ya banda por estas tierras. Y es que es difícil resistirse a que te unjan con las esencias de la música popular norteamericana, estos cinco colonos que reciben al invitado con los acordes de la morriconiana “The Fence”.

Tras ella, la canción que da título a su obra y lema vital “Nobody´s gonna bring me down” a la que sigue el hillbilly desbocado de “I´m trying to do my best”. Suficiente para comprobar que los kilómetros de carretera, han engrasado una banda que introduce nuevos arreglos, aportando mayor vuelo a su repertorio en directo.

En su actual setlist cabe el aroma a western de “I can´t handle this” y “From the deep”, canciones del primer EP (“Hard Feelings”, la taciturna “Here comes the storm”), versiones (la bluegrass “Drinking dark whiskey “ de Chris Stapleton , “Hey, good looking” del padre del Country, Hank Williams, la mítica “Folsom Prison Blues” del mejor contador de historias o “Sweet Home Chicagodel bluesman maldito Robert Johnson) y temas nuevos (la clásica “Fever For Your Love” o la instrumental “Road to el Barrio”), conformando una estimulante amalgama de sensaciones que sacó flotando de la Sala Multicultural de Caja Canarias a un público que estoy seguro que repetirá la experiencia.

Del grupo, destacar la entrega de Ali Butler que con su armónica, su washboard y su simpatía conquistó a la audiencia y, por supuesto, un Jaime Jiménez Fleitas, más grande, con más pelo y más barba, que cantó, tocó su guitarra y golpeó el suelo con sus botas, con la misma intensidad que transmite al sentarse de nuevo a charlar, ya con los focos apagados, con Country Music España.

Country Music España: La última vez que hablamos, no muy lejos de aquí, me comparabas tu proyecto musical con un bar que estaba abriendo sus puertas y que tardaría en dar beneficios. Hoy, casi un año después y con todo lo que ha pasado (nuevo EP, larga gira por península, cambios en la formación de la banda…) ¿Cómo le va a tu bar?

Red Beard: Pues el bar está empezando a funcionar. Estamos muy contentos sobre cómo nos marchan las cosas. Nuestra cuarta gira peninsular ha sido, para nosotros, todo un éxito. Tanto la asistencia a los conciertos, como la venta de discos, merchandising, camisetas, y, sobre todo, la reacción de la gente que salía encantada y repetía. Por ejemplo, en Bilbao actuamos en la sala Riviera y la sala Satélite, y nos encontramos con espectadores que, tras vernos por primera vez, acudieron una segunda, acompañados por amigos y familia. Eso, para nosotros, es la mayor recompensa, por lo tanto, debo decir que el bar empieza a asentarse y que pretendemos que continúe abierto.

C.M.E: Con respecto a la banda, veo que ha habido bastantes cambios en la formación. De hecho, creo que del concierto de Enero de este año sólo queda Álvaro Betancor al violín.

R.B: Eso es, el violín es el más veterano de la banda. El que el proyecto fuera creciendo más y más, hizo que necesitase músicos con mucha disponibilidad y eso me ha llevado a esta formación con la que estoy muy satisfecho. Son grandes profesionales que lo dan todo y que han hecho que contemple Red Beard no como un proyecto en solitario, sino como un grupo.


C.M.E: Acerca de eso, te quería comentar que, a diferencia del Volumen I, en este nuevo EP, 'Nobody´s Gonna Bring Me Down Vol. II', en la portada apareces tú junto al resto de compañeros, lo que da la sensación de una labor más colectiva.

R.B: Eso es. Al final me di cuenta que este equipo funcionaba y no sólo sobre el escenario. Con ellos, comparto furgoneta, comparto hoteles, comparto mi vida y siempre me he sentido muy apoyado. Por lo tanto, decidí que, pese a que esto lo inicie como un proyecto personal, ahora ya somos una banda.

C.M.E: Con respecto a la gira peninsular. Desde la distancia daba la impresión de que se fue extendiendo y que las fechas se iban multiplicando conforme avanzaba el año. ¿Tienes algún recuerdo especial de una ciudad, de algún concierto en particular…?

R.B: Difícil pregunta. He de decir que nos han tratado de lujo en todas las ciudades a las que fuimos. Nos hospedaron en grandes hoteles, nos llevaban a comer a sitios buenísimos y, las salas en las que actuamos contaban con un equipo técnico brutal. Nos hemos sentido auténticas 'rockstars' sin serlo.
Si tengo que nombrar alguna ciudad, he de decir que Bilbao fue una gran plaza. También estamos muy contentos con la experiencia en Santander, Murcia, Málaga y, por supuesto, Madrid.

C.M.E: ¿Qué me podrías comentar sobre tu reciente colaboración en directo con Santiago Campillo (M-Clan)?

R.B: Con Santi muy bien. Ya lo consideramos parte de la familia y tenemos un proyecto entre manos con él, del que aún no puedo hablar que ojalá se concrete pronto.

C.M.E: Centrándonos en tu último EP. En este Volumen II, se percibe una mayor variedad y hay temas que se distancian de lo que fue el sonido de tu primer trabajo. Por ejemplo, hay canciones como “Heading Home”, que parece de grupo alternativo de los 90s con influencias folkies o “Fever for your love” cuya esencia Country te transporta al Grand Ole Opry de Nashville. ¿Existe la intención de continuar esa línea y de que haya esta variedad en futuros trabajos?

R.B: Pienso que sí, y sobre todo ahora que el resto de los músicos tienen mucha más participación. Sí tengo que decir que para el próximo trabajo, tenemos pensado recuperar esas raíces western de temas como “Here comes the storm” del primer EP. Espero que no tarde demasiado en salir el próximo disco para el que tenemos algunas ideas, pero que aún necesitan algo más de maduración.

C.M.E: También felicitarles por su reciente nominación a Mejor Artista Español 2015 en el programa Toma Uno de Radio 3.

R.B: Brutal. Para nosotros, es todo un honor el que nos haya nominado un personaje como Manolo Fernández, en un programa tan veterano como Toma Uno. En las otras categorías hay artistas de la talla de Chris Stappleton, y oír tu nombre junto al de ellos, de la boca de Manolo Fernández, es algo que nos dejó sin palabras.

C.M.E: Por último, háblame sobre tus proyectos de futuro ¿Es cierto que Red Beard visitarán los EE.UU?

R.B: Sí. Tenemos una gira programada para el mes de Mayo y, si todo sale bien, visitaremos Oregón y tocaremos en Eugene, Corvallis, Portland…Si podemos también visitaremos el estado de Washington e iremos a Seattle y demás. He de decir que, a través del gobierno español y la embajada estadounidense, en breve actuaremos, nada menos que en Guinea Ecuatorial.

Y así se presenta el horizonte de Red Beard: volviendo al origen y derribando fronteras para la música Country. Subiendo una y otra vez al escenario para continuar una labor evangelizadora que consiga borrar prejuicios y que el gran público abrace sin reservas este estilo.

Por lo pronto, en este último concierto, ya no sintió la necesidad de explicar porqué se dedica al Country. Señal de que avanzamos en el camino y de que la meta está cada vez más cerca.